Principios de la Agricultura Biodinámica.

Los principios de la agricultura biodinámica se basan en el reconocimiento de la tierra, las plantas, los animales y el hombre como un gran organismo agrícola. Pero además, este método incluye otros factores en sus teorías, como por ejemplo, la influencia cósmica.

 

El término agricultura biodinámica engloba una serie de prácticas dentro de lo que conocemos como agricultura ecológica. La principal diferencia es que aunque no utiliza fertilizantes artificiales ni pesticidas y herbicidas tóxicos, si que emplea preparados vegetales y minerales como aditivos de compost y aerosoles para terreno. Pero también tiene similitudes como el uso de medios naturales y sostenibles para sus cultivos, las rotaciones de cultivos bien pensadas, compost elaborado con estiércol de la granja, y control de malas hierbas y enfermedades utilizando materiales basados en plantas y minerales.

Lo más importante es que la agricultura biodinámica se basa en un principio fundamental, el tratamiento de la granja como un organismo completo capaz de producir todos los materiales necesarios para su supervivencia sin introducir materiales externos. El término biodinámico proviene del griego bios (vida) y dynamis (energía), y significa que este método trabaja de acuerdo con las energías, no en el sentido físico de la palabra, sino el místico, que crearían y mantendrían la vida, buscando una relación equilibrada entre el hombre y la tierra.

Una carcaterística importante de la agricultura biodinámica es la creencia de la influencia del cosmos en la agricultura, ya que para ella, las plantas, los animales, el hombre y el cosmos funcionan como un gran organismo agrícola en el que nada escapa al conocimiento. Por eso los agricultores que la practican creen en una serie de valores esotéricos, que en algunos pueden parecer propios de la alquimia medieval o de la astrología, dentro de sus prácticas agrícolas, y están convencidos de la existencia de ritmos, fuerzas y energías cósmicas que influyen en todos los seres vivos.

 

En este sentido, uno de sus métodos, la dinamización, consiste en una serie de preparados que incluyen el enterramiento de un cuerno de vacuno relleno de estiércol o la reducción de insectos a cenizas. Además, para la agricultura biodinámica los signos del zodiaco y la posición de ciertos astros determinan los mejores momentos para realizar las siembras o labores de cultivo.

¿Cuándo y dónde surge este tipo de agricultura?

El término agricultura biodinámica surgió en los años veinte de manos del filósofo, erudito, dramaturgo y médico austriaco Rudolf Steiner, discípulo de Nietzsche y de Haeckel, y fundador de la Sociedad Antroposófica, un movimiento de comprensión global del hombre y del mundo. Steiner desarrolló sus teorías en el emergente campo intelectual centroeuropeo de los años veinte.

 

Los principios de Steiner como filósofo y pensador están vinculados al campo del espiritismo y en concreto a la Sociedad Teosófica, con la que entrará en contacto a principios del siglo XX. Sin embargo, pronto las preocupaciones de Steiner derivarán a otros campos que van más allá del conocimiento espiritual y que abarcan campos concretos de la actividad humana como la medicina, la agricultura y la jardinería, la arquitectura y la educación.